"No es verdad. El viaje no acaba nunca. Sólo los viajeros acaban...El fin de un viaje es sólo el inicio de otro. Hay que ver lo que no se ha visto, ver otra vez lo que ya se vio, ver en primavera lo que se ha visto en verano, ver de día lo que se vio de noche, con el sol lo que antes se vio bajo la lluvia, ver la siembra verdeante, el fruto maduro, la piedra que ha cambiado de lugar, la sombra que aquí no estaba. Hay que volver a los pasos ya dados, para repetirlos y para trazar caminos nuevos a su lado. Hay que comenzar de nuevo el viaje. Siempre. El viajero vuelve al camino."

José Saramago


Todas las fotografías que aparecen en este blog sin el crédito correspondiente han sido tomadas por el autor.

www.esmeraldatorres.com

jueves, 24 de enero de 2013

Chichén Itzá

Había tantas piedras, tanta historia en ese lugar, pero mi mirada se detuvo en los troncos de los árboles y ya no quise ver más.
 

6 comentarios:

Esmeralda dijo...

Me gustan las piedras y mucho, ni te lo imaginas pero me gusta que tu mirada no quisiera ver más lo que viste es maravilloso.

Otro día veremos las piedras. Esta zona de Chichén Itzá la he visto en fotos de un amigo que estuvo hace 3 años y son una maravilla , vino encantado.

Un gran abrazo como si estuviera cerquita

ToTo dijo...

Que maravilla!! Tanta belleza no se le puede escapar a una mirada tan sensible...
Abrazo multicolor.
ToTo

ToTo dijo...

Que maravilla!! Tanta belleza no se le puede escapar a una mirada tan sensible...
Abrazo multicolor.
ToTo

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Como una piel suave, caricia de mis manos, cubierta por tantos lunares de años.
Si llevas savia agradecida por tus entrañas, esperaré tranquilo el paso de los días, a que vuelvan a renacer las flores de primavera.
Besos
Piedra

Esmeralda Torres dijo...

Piedra, gracias por tu bello poema, le hacía falta a la imagen, y a mi también!
:)

ALITA: dijo...

que hermosa textura!!
besotes linda buena semana